Dictyolone

60 cápsulas
C.N.154398.1

Dictyolone

Dictyolone


Dictyolone

Aporte de calcio

ILITIA Dictyolone es una forma galénica altamente innovadora y contiene una composición única por aportar una importante concentración de calcio de procedencia natural añadido a una serie de activos que mejoran su absorción y su biodisponibilidad. Se trata de una fórmula balanceada por aportar una proporción 2:1 Calcio/Magnesio y sinérgica, al añadir Vitamina D3, Vitamina k2 que junto a los nutrientes que aporta el agua de mar, hace que este producto sea clave para una óptima salud ósea.

Descripción del producto

INDICADO PARA 

  • Estados carenciales en los que se requiera un aporte adicional de calcio, magnesio y vitamina D tales como: embarazo, lactancia así como en niños y adolescentes de rápido crecimiento.
  • Personas cuyo consumo de calcio procedente de la dieta es insuficiente.
  • Enfermedades caracterizadas por la pérdida de masa ósea (osteopenia)
  • Prevención y tratamiento en la osteoporosis perimenopáusica o senil.

PROPIEDADES

  • ILITIA Dictyolone integra en una misma cápsula una fuente de coral, fuente de elevada concentración en calcio y magnesio, junto con la vitamina D3 (colecalciferol) y la vitamina K2, con el objeto de la correcta biodisponibilidad del mismo.

POSOLOGÍA Y MODO DE EMPLEO

Tomar 2 cápsulas al día con la comida o con un vaso de agua.

COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA (por cápsula)

CORAL CALCIO (250 mg Ca y 46,8 mg Mg)

El calcio interviene en la contracción muscular y en la transmisión del impulso nervioso, mantiene la estabilidad y permeabilidad de la membrana celular, es un mineral constituyente de enzimas y factores de coagulación y mantiene sanos los huesos y los dientes. Debido a que su carencia provoca osteoporosis, raquitismo, osteomalacia, irritabilidad y palpitaciones y tiene unas recomendaciones de consumo relativamente elevadas, es muy importante que sus necesidades básicas estén cubiertas durante la infancia y adolescencia así como durante el embarazo y lactancia.

El calcio de coral se obtiene a partir de minas de coral fósil, en islas creadas por arrecifes que han estado fuera del mar durante muchos miles de años. Este coral marino fósil, depurado y triturado es una fuente muy rica en calcio, que es absorbido prácticamente en su totalidad y además el organismo acepta muy bien. A parte de ser muy rico en calcio, el coral marino contiene magnesio y más de setenta oligoelementos en una proporción muy parecida a la del cuerpo humano y que son fundamentales para los procesos enzimáticos del organismo.

Por ser de los minerales que menos se aprovecha en la dieta, ya que su absorción tiene una eficiencia muy variable dependiendo de numerosos factores, la presencia de determinados factores se vuelve esencial para la correcta absorción del calcio, especialmente el magnesio y la vitamina D. El primero regula la absorción y asimilación del calcio, ya que suprime la acción de la paratohormona, hormona que aumenta la resorción ósea tras estimulas los osteoclastos. Una fuente combinada de calcio-magnesio es aconsejable ya que los herbicidas y plaguicidas utilizados en el tratamiento de los alimentos vegetales ricos en magnesio hacen que disminuya considerablemente la concentración de este.

VITAMINA D3 – Colecalciferol (2,5 mg)

También denominada calciferol, la vitamina D es una de las vitaminas liposolubles imprescindibles para la absorción del calcio a nivel intestinal, así como para la formación normal de los huesos y de los dientes. Sin suficiente vitamina D, no podemos producir cantidades suficientes de la hormona calcitriol (conocida como la “vitamina D activa”), lo que causa que no se absorba suficiente calcio de los alimentos pudiendo causar osteoporosis y raquitismo.

VITAMINA K2 – Menaquinona (37,5 mcg)

La Vitamina K es una de las “llaves” que permite que el calcio del torrente sanguíneo llegue a los huesos.  Por una parte, esencial para producir y activar la osteocalcina, proteína específica que favorece la fijación de calcio en los huesos y, por otra, inhibe la acción de los osteoclastos, favoreciendo, de esta manera, el mantenimiento de la masa ósea. Si bien hace falta asimilar bien el calcio, es igualmente imprescindible que se deposite en el lugar adecuado para evitar lo que se conoce como “la paradoja de calcio”: tener osteoporosis y calcificación arterial al mismo tiempo. Diversos estudios científicos evidencian que esta vitamina deposita el calcio en los huesos y evita que se instale en cartílagos y arterias, mientras que estudios más recientes confirman que suplementar con vitamina K2 menaquinona-7 mejora la rigidez arterial en mujeres sanas posmenopáusicas. Es importante conocer que mientras la vitamina K1 (se encuentra en los vegetales de hojas verdes), se asimila muy poco, en cambio, la K2 permanece más tiempo en sangre y es redistribuida en la circulación llevada por el colesterol LDL. Así, el tejido óseo y los vasos sanguíneos la pueden absorber y ejercer su acción.

AGUA DE MAR ATOMIZADA (25 mg)

El agua de mar con fines terapéuticos se recoge en los llamados “vortex” o remolinos  que surgen espontáneamente en los mares a una profundidad determinada. Rica en placton vegetal y animal, contiene además todos los elementos de la tabla periódica de los elementos, con la particularidad que lo hace además en la misma proporción que en nuestro medio interno, como son el líquido extracelular o el plasma sanguíneo entre otros. El agua de mar atomizada por permitir la correcta catálisis mineral y enzimática, es altamente remineralizante y energizante.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Dictyolone”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

limpiar formularioPost comment